viernes, octubre 13, 2006

EXPONEN SU DRAMA LOS NIÑOS

viernes, 13 de octubre de 2006
Mariela Fullana Acosta/foto A.M. Abruña
PRIMERA HORA
No están ajenos a lo que sucede en su comunidad y también desean ser escuchados. Un grupo de niños y adolescentes del sector Monte Grande en Piñones protagonizó ayer una breve pieza teatral en la que presentó su visión y preocupación sobre los efectos de un posible desalojo en su comunidad si se lleva a cabo la construcción del proyecto Costa Serena. "Aquí nunca van a hacer hoteles y aquí no mandan", manifestó Christian Aguayo, de 11 años, acerca del mensaje de la pieza teatral, en la que participaron más de diez niños de Monte Grande entre los 3 a 17 años.
Yolanda Pizarro, líder comunitaria, expresó que la idea de la obra surgió por interés de los niños tras asistir a la marcha "Por todas las razones defendamos Piñones", que se realizó el mes pasado en el Viejo San Juan. "Ellos se emocionaron mucho cuando vieron un tractor amarillo parecido al que podría destruir sus casas y me dijeron que querían hacer algo", comunicó Pizarro, quien ayudó a dirigir a los pequeños junto al músico Capitol Clemente y Papel Machete, organización que estuvo a cargo de la realización de la pieza.
Con un sol picante y las uvas playeras de telón, los pequeños recrearon su comunidad con unas casitas de cartón que ellos mismos construyeron, y en las que aparentaban dormir tranquilamente. Pero la serenidad que los arropaba se veía amenazada por tres personajes con máscaras que personificaban al gobierno, a los desarrolladores y a la banca, quienes llegaron vestidos de traje y cargando un lujoso edificio de cartón llamado "Traketeo Park". También había en escena un pequeño tractor de papel que se movía con aparente hambre de destrucción.
El repique de los pleneros, entonces, sonó con fuerza y los niños, muy bien organizados, se unieron para cantar "La máquina". "Aquí viene la máquina, destruyendo a Piñones, empezó en Isla Verde y ahora va pa' Piñones", decía el estribillo que coreaban con energía. El canto de los pequeños, así como los vejigantes, espantaban a los tres personajes "malvados", quienes salían despavoridos de la escena, dejando que la plena se apoderara de la comunidad. "No somos esclavos, y tuyo, menos", gritaron con energía los niños al finalizar la obra, en clara referencia a los desarrolladores y al Gobierno.
Joel Pérez Pizarro, de 11 años, y quien participó de la representación dramática, comunicó que lo más importante de la obra es que "no abusen de Piñones" y que se defienda la naturaleza. "La naturaleza es bien linda y sin la naturaleza no podemos divertirnos", añadió Christian Aguayo, quien dijo disfrutar en su tiempo libre de buscar uvas playeras y correr bicicleta en el sector. Juan Pablo Vizcaíno Cortijo, quien ayudó al grupo a montar la pieza, describió a los niños que participaron como "la nueva semilla de la lucha por el verdadero desarrollo de nuestra comunidad". Michael y Jomar Gracia, África Santos, Mari Fe Román, Noslen Castro, Cherokee Quiles, Nitza Ramos y Jainelis Boria, fueron algunos de los que participaron de esta representación artística que les dio voz aquellos que casi nunca son escuchados: los niños